Cuan sabio es un vicio

Japón es el país donde sus jóvenes practican más videojuegos a nivel mundial, que curioso resulta que sean tambien una sociedad tecnológicamente tan avanzada donde sus chicos a temprana edad ya creen inventos

Recuerdos de mi infancia llegan a mi mente para permitirme relatar uno de mis más grandes “vicios” Los videojuegos; ya lo cita la frase “Todo en exceso es malo”, pero mi experiencia me indica lo contrario es decir le agregaría a esa frase lo siguiente: “Todo en exceso es malo, si es que nuestro intelecto nos impide obtener sabias enseñanzas de ello”.

Mucho de lo que soy intelectualmente se lo debo a  los videojuegos,  los hay de todo tipo, explotadores al máximo de tu capacidad mental, con poco nivel de dificultad y los que te colocan con un adversario humano poniendo a prueba tus destrezas. Seguir leyendo

Educando a los educadores

Diversos estudios han mostrado que, en comparación con la clase tradicional, los programas multimedios pueden ayudar al estudiante a aprender más información de manera más rápida. Algunos estiman que se puede ahorrar hasta un 80% de tiempo en el aprendizaje.

Últimamente se habla mucho de aulas del milenio, reforma curricular y la inclusión de las tic’s como modelo de enseñanza-aprendizaje idóneo para el óptimo desenvolvimiento de los educandos.

Ante todo este cambio me surge una pregunta ¿Están realmente los profesionales preparando para la correcta utilización de una aula virtual? Seguir leyendo

Aprendiendo a ser padre gracias al internet

Mi nenita que nació el 19 de Diciembre de 2011

Existen muchos paradigmas que uno no termina de superar y por lo general somos fruto de todas las limitaciones y miedos que venimos arrastrando de nuestros ancestros, parientes u allegados “con las mejores intenciones del mundo” de hacernos mejores padres o hijos.

En nuestro actual desenvolvimiento social, nos vemos inmersos en constante y veloz evolución en todos los aspectos, educativos, pedagógicos, cognoscitivos, actitudinales entre otros; los cuales contradicen mayormente el nivel de educación que le transmitamos a nuestra progenie, en relación a la recibida por nosotros (con esto no indico que hayamos sido mal educados). Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: